Higiene de manos

El lavado de manos, es uno de los métodos de higiene más básicos e importantes, que si se lleva a cabo en el momento apropiado y de la manera adecuada puede contribuir a reducir el contagio de infecciones. Las infecciones pueden ser contraídas en comunidad (resfriado común, gripe, hepatitis A…) o dentro de un recinto de atención de salud, estas son las llamadas infecciones nosocomiales.

Las manos son en la mayoría de los casos el vehículo de transmisión de microorganismos patógenos, causantes de enfermedades. Por ello, la importancia de un correcto lavado de las mismas.

COMO LAVARSE BIEN LAS MANOS

Para lavarse bien las manos no se necesita demasiado: solo agua y jabón. El quid de la cuestión está en el cómo. Para ello debemos:

  1. Mojarnos las manos con agua.
  2. Aplicar suficiente cantidad de jabón para cubrir todas las superficies de las manos.
  3. Frotar las palmas de las manos entre sí, luego la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando lo dedos y viceversa.
  4. Frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.
  5. Frotar con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.
  6. Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa.
  7. Enjuagarnos las manos con agua.
  8. Y secarnos las manos cuidadosamente con una tolla seca y limpia.

La duración de todo el procedimiento es de 40-60 segundos.

También se puede usar un preparado de base alcohólica. Hay que tener en cuenta que el jabón y la base alcohólica no debe usarse conjuntamente. El procedimiento de lavado, tanto de agua con jabón o base alcohólica, es el mismo.

Nos lavaremos las manos con agua y jabón cuando estén visiblemente sucias, manchadas de sangre u otros fluidos corporales, después de acudir al baño y  cuando se sospeche o se tenga constancia de haber estado expuesto a patógenos.

Y nos limpiaremos las manos con un desinfectante a base de alcohol, como medio preferente para desinfectar las manos cuando éstas no estén visiblemente sucias. Es más rápido y eficaz.

 

 

 

 

Deja un comentario